(4384) Israel II,

Israel II

Continuación del acercamiento histórico a las religiones de Tierra Santa.EL CRISTIANISMO

La religión romana carecía de enseñanza moral, no guiaba las conciencias, no daba reglas de convivencia. Se reducía a ser un culto en el cual se compraba el favor del dios por medio de sacrificios. Además, las costumbres licenciosas de Oriente corrompían a la juventud romana que se entregaba a los placeres y olvidaba los deberes cívicos, aquellos que habían hecho la grandeza de Roma.

En el orden económico existía una división marcada entre ricos y pobres. Desapareció la clase media y aumentó el número de esclavos provenientes de las luchas contra los pueblos bárbaros (llamados así quienes no hablaban ni el griego ni el latín).

Esta situación social y económica favoreció la rápida difusión del Cristianismo que llegó,por primera vez a Roma, a principios del siglo I y procedente de Judea.

Con la nueva doctrina, el ideal de una vida basada en la fraternidad, el amor, la humildad,la bondad y la abnegación, penetró en el mundo antiguo donde existía la esclavitud y dominaba la venganza. Por estas razones se acercaron al Cristianismo los más pobres y los perseguidos, para recibir este mensaje de esperanza y esta proclamación de la igualdad de los hombres ante Dios.

LA VIDA DE JESUS

Cuando César Octavio Augusto decretó el empadronamiento de todos los habitantes del Imperio, el matrimonio formado por María y José (descendiente de David) debió trasladarse a Belén ciudad de Galilea , su tierra natal, para cumplir con esa obligación. No encontraron posada y estando María por dar a luz se acomodaron en un establo donde nació el niño a quien llamaron Jesús (el Salvador)
Jesús, a muy tierna edad, se familiarizó con los libros de la Ley y los Profetas de tal modo que pudo dialogar con los doctores o rabinos a quienes asombró con su sabiduría. Pasó su juventud en Nazareth, provincia de Galilea, como humilde carpintero y meditando en la obra que le estaba encomendada por su PADRE. Inició su vida pública a los treinta años de edad y comenzó su predicación por toda Palestina.

Después de tres años marchó hacia Jerusalén,donde según el profeta Isaías, debía cumplir su persecución y muerte. A lo largo de su viaje, reclutó los doce primeros discípulos que después fueron llamados Apóstoles.

Al mismo tiempo empezó a ser vigilado por los funcionarios de Jerusalén pues su popularidad causó inquietud. Acusado de impostor y de tramar una revuelta contra el emperador, el Senado decretó su muerte. La sentencia fue ratificada por el procurador romano Poncio Pilatos, quien por debilidad de carácter e intereses políticos cedió al pedido de los judíos.

Jesús fue azotado y después clavado en una cruz en el monte Gólgota o Calvario en el año 33, durante el reinado de Tiberio, sucesor de Augusto.

La vida, predicación y milagros de Jesús están consignados en los cuatro Evangelios, los cuales conforman con otros libros el Nuevo Testamento, segunda parte de la Biblia.

Jesús resucitó al tercer día de su muerte, abandonó el sepulcro donde había sido colocado y , durante cuarenta días se apareció a los Apóstoles en su misión. Después de esos cuarenta días, ascendió a los cielos.

Los discípulos fueron los apóstoles del Evangelio que se distribuyeron por el mundo para divulgar la doctrina de Cristo. Recorrieron primero las ciudades y colonias judías de Oriente y después se dirigieron a Occidente donde cobró gran importancia por la acción de San Pablo que llegó a ser el organizador de la nueva religión. No obstante, el verdadero jefe de la Iglesia Cristiana, primer vicario de Cristo, fue San Pedro nombrado por Jesucristo el primero de los Apóstoles. Ambos, Pablo y Pedro, fueron muertos durante la persecución de Nerón.

La doctrina Cristiana contiene misterios o principios de fe cuyo entendimiento está fuera de la razón humana. Estos dogmas son: Misterio de la Encarnación del hijo de Dios en una madre virgen, por obra y gracia del Espíritu Santo.

Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Tres personas distintas y un solo Dios verdadero.
Jesús resucitó al tercer día después de su muerte y ascendió a los cielos por su propia virtud (este es el Misterio de la Resurrección)
Misterio de la Redención, implícito en la muerte de Jesús que asegura la eterna salvación de la Humanidad,

Jesús demostró su divinidad a través de los milagros: limpió de lepra a enfermos, devolvió la vista a ciegos y el movimiento a los paralíticos, resucitó muertos…..

Estando reunidos los Apóstoles con la ausencia de uno de ellos, Tomás, Jesús apareció. Enterado Tomás de este milagro de aparición exclamó: “ si yo no puedo meter mis dedos en sus llagas y mis manos en su costado, no lo creo”. En una nueva aparición Jesús dijo:

“ Tomás, pon tus dedos en mis llagas y tu mano en mi costado” y agregó: “Bienaventurados aquellos que no verán y creerán”.
La fe es la primera de las virtudes teologales, es una luz y conocimiento sobrenatural que sin ver, creemos lo que Dios dice y la Iglesia nos propone.

ARABIA, MAHOMA Y EL ISLAM

Arabia es una península de Asia separada de Africa por el Mar Rojo. Sus habitantes, de origen semita, como los fenicios y los hebreos, se reunieron algunos de ellos, en tribus sedentarias dedicadas al comercio y a la agricultura, así como otros, los nómades, fueron pastores dedicados al cuidado de sus rebaños. En un principio, los árabes practicaron el politeísmo y adoraban ídolos de piedra depositados en un recinto de forma cúbica llamado Kaaba, con una sola puerta y cubierto con una tela. La familia de los Koreicitas estaba al cuidado del templo y, alrededor del mismo, fundó una pequeña ciudad llamada La Meca, muy visitada por los creyentes quienes todos los años organizaban peregrinaciones.
Los árabes, por sus contactos comerciales, conocieron otras religiones y advirtieron la inferioridad de la que ellos practicaban. Orientales idealistas pensaban, durante sus largas travesías por el desierto, en el infinito y buscaban quizás sin proponérselo la revelación de una verdad eterna. Fue Mahoma quien, gracias a una nueva religión, cambió fundamental mente la historia de los árabes.

Mahoma fue camellero hasta los 25 años. Se casó con una viuda acaudalada y a partir de entonces comenzó a viajar. En sus viajes tuvo oportunidad de conocer el judaísmo y el cristianismo, dos religiones monoteístas que animaron el gran cambio.

Mahoma tenía cuarenta años cuando afirmó haber tenido la primera revelación al oir la voz del Arcángel Gabriel ordenándole : “Predica”. Obediente a ese mandato superior se propuso sacar a su pueblo del politeísmo idólatra y conducirlo al monoteísmo. Su lucha fue ardua,perseguido por los Koreicitas huyó de La Meca y se dirigió a Medinah.

Esta huída de Mahoma, llamada Hégira ( o emigración), se produjo el 20 de junio del año 622 y se toma como el punto de partida para la era musulmana, así como el nacimiento de Cristo lo es para la era cristiana.

La doctrina de Mahoma se llama islamismo, que significa sumisión a la voluntad de Alá y está contenida en el Corán, libro escrito por sus discípulos. Estos recogieron fielmente sus enseñanzas y Abu-Kher, sucesor de Mahoma, los recopiló y ordenó.

El Islamismo es una mezcla de principios hebreos y cristianos. Su fundador trató de establecer la religión de Abraham, Moisés y Jesús afirmando la existencia de Alá, Dios único y eterno creador del universo y que se comunica con los hombres a través de los profetas. El culto es sencillo y consiste en concurrir los días viernes a la mezquita donde se lee y comenta el Corán. En el templo islámico no hay altares ni imágenes. Una pequeña superficie brillante o artísticamente decorada indica el lugar de La Meca, hacia donde debe dirigirse el orante.

Otro principio de fe es la inmortalidad del alma. Reconoce el Islam el fatalismo según el cual el hombre es bueno o malo, porque así lo dispone Alá por anticipado. De ahí la resignada expresión con que el musulmán acepta todos los acontecimientos: “estaba escrito”.

Aparte de las plegarias, que deben realizarse cinco veces al día consigna el Corán otras obligaciones: la limosna, el ayuno y el peregrinaje a La Meca.

La limosna es obligatoria para todo musulmán. Debe dedicar a los pobres la décima parte de sus ingresos y esto es en condena al egoísmo de los ricos mercaderes de La Meca.

El ayuno revive una costumbre judía: durante el mes de abril (Ramadán) el musulmán sólo tomará alimentos sólidos después de la caída del sol, para facilitar la expiación de las faltas y para exaltar la fe.

El peregrinaje a La Meca, si es posible, por lo menos una vez en la vida.

El número de mujeres sobrepasa al de los hombres. Para asegurarse una poderosa posteridad masculina, todo hombre puede tener hasta cuatro esposas si está incondiciones de mantenerlas. La mujer está sometida a una semireclusión y es obligada a velar su rostro.
El Islam significa una comunidad de religión, de costumbres y también de lengua. Fatalista su doctrina, logró la unidad política y religiosa de los árabes que,fanáticos en la propagación de la fe, iniciaron la guerra santa y fundaron un gran imperio

Publicado en Leedor el 20-04-2011




Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios

Añadir más