(4813) Estonia,

Estonia

Lejos, en el Mar Báltico, hay una tierra que parece volcada en el mar. Estuvimos en Estonia. Te contamos de este país y sus historia en esta nota exclusiva. Hay allá lejos, por el mar Báltico, una tierra que parece volcarse en el mar. Sin embargo sólo se trata del límite definido entre el agua y Estonia. La presentaremos en esta nota por tiempo y espacio y con un recorrido por su capital, Tallín. El tiempo es la Historia y el espacio, su Geografía.
Como suele suceder, cuando en un pueblo se cargan tantos siglos, la historia, que busca la verdad, tiene que despejarse de fábulas y mitos. Estos no la ensombrecen, sino que nos invita a liberar los relatos verídicos, pues la verdad es el objeto de esta disciplina. La verdad se halla presente en un núcleo, a veces muy pequeño, en lo que el imaginario popular ha creado.

Cuenta la leyenda que en la colina de Toompea se encuentra la tumba del héroe nacional estonio Kaler. Cuando Kaler murió, su viuda Linda, depositó una por una las rocas que forman esa tumba. La leyenda continúa y relata que las lágrimas de Linda fueron tantas que formaron el lago de Ultemiste. Este lago fue importante protagonista en los tiempos medievales, pues con su líquido vital llenó los fosos defensivos de todos los castillos de Tallinn.
La historia afirma que los estonios fundaron Tallinn en la ruta de los vikingos que se dirigían a Bizancio a través del mar Báltico. La bahía era conveniente para los barcos vikingos, como hoy lo es para los grandes cruceros.
En el siglo XI los estonios habían construído una fortaleza en la colina de Toompea, y a los pies un asentamiento con la “plaza del mercado”, de gran importancia económica en los pueblos antiguos.
En el año 1219, los estonios fueron derrotados por la ambición expansionista del rey danés Valdemar II quien demolió la primitiva fortaleza, y en su lugar construyó la suya.
En el siglo XIII dejaron de ser independientes hasta el siglo XX. En centurias sucesivas Tallinn fue dominada por alemanes, suecos, rusos y por la Unión de Repúblicas Soviéticas.

Dos sucesos hicieron de Tallínn una ciudad muy importante: la ya mencionada nueva fortaleza que defendía a la ciudad del ataque de los campesinos, y el asedio de los alemanes; y la incorporación de Tallin a la Liga Hanseática que pudo dominar el comercio en el este del mar Báltico.

La importancia de esta ciudad aumentó considerablemente desde la segunda mitad del siglo XIV. La parte baja de Tallín llegó a ser un gran foco urbanístico ya que las casas de madera fueron reemplazadas por construcciones de piedra, se levantaron las murallas y se desarrolló la red de calles. De esta época de esplendor datan los gremios y ser miembro de alguno de ellos daba cierta jerarquía social.
Tras la disolución de la Liga Hanseática, disminuyó la importancia de los gremios, no obstante subsistieron hasta 1920.

Los gremios más importantes fueron San Olaf y San Canuto. Cuando los mercaderes alemanes se separaron de ellos y formaron el Gran Gremio, éste jugó un papel importante en la vida social y política de la ciudad. Poseían estrictas reglas para el desarrollo de sus actividades y además eran los encargados de organizar los festivales.
Un lazo que une a las tres repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania) es el amor por el canto. Cantan de alegría o de pena reflejando sus propias historias.

La tradición de los festivales se manifestó también en los inicios del despertar nacional, en el siglo XIX. Ellos se realizan durante los meses del verano y a fines de la década del 80 fueron manifestaciones antisoviéticas.

La mayor congregación tuvo lugar el 23 de agosto de 1989 y movilizó a unos dos millones de habitantes de los tres países bálticos a lo largo de muchos kilómetros, uniendo a las tres capitales, Tallin, Riga y Vilnius con una cadena humana.

El canto fue capaz de unir pueblos diferentes, con el propósito de un objetivo común. Estos países recuperaron su independencia en 1991.
La UNESCO declaró la tradición de sus cantos y danzas populares como “Patrimonio Oral e Intelectual de la Humanidad”.

Publicado en Leedor el 20-10-2011




Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios

Añadir más