(891) Informalismo Argentino II, Arte Argentino

Informalismo Argentino II

ElInformalismo“, se inició en nuestro país a fines de 1959, casi coincidentemente con la obras de artistas como Mathieu en Francia o Pollock y Rothko en los Estados Unidos. En nuestro medio logró una enorme renovación. Importante exposición en el MAMBA de Buenos Aires.Informalismo en Argentina

Por Julio Portela

MAMBA – MUSEO DE ARTE MODERNO DE BUENOS AIRES.
Av. San Juan 350 – Buenos Aires.

Esta importante exposición presenta las expresiones artísticas de una de las tendencias vigentes en una época caracterizada por una gran renovación del arte en Argentina. Este movimiento al que se ha querido llamar “Informalismo“, se inició en nuestro país a fines de 1959, casi coincidentemente con la obras de artistas como Mathieu en Francia o Pollock y Rothko en los Estados Unidos. En nuestro medio logró su apogeo en las década de los “60.
Es el momento en que la pintura pretende distorsionar las apariencias del mundo exterior,
hasta tornarlas irreconocibles. Esencialmente la pintura tiende a nuevas formas de expresión y en esa búsqueda los artistas optan por “romper con todas las estructuras académicas en las artes plásticas”, nos dirá un importante marchand de Buenos Aires.
Aparentemente el grupo inicial de artistas se oponía al rigor de la abstracción geométrica y a las formas tradicionales de representación, aceptando todo aquello que contrariara las normas preexistentes y es precisamente en esta “rebelión” donde deben buscarse los principios de sostén del movimiento.
Sin embargo, a nuestro criterio el informalismo debe ser visto como de experimentación de los materiales y colores en una búsqueda de nuevas expresiones, sin que las formas desaparezcan totalmente . Así en varias de las obras presentadas se adivinan, a veces, formas de tipo geométrico o se observan amplias superficies monocromáticas que nos llevan a la percepción de formas, aún cuando ellas no puedan ser identificables.
Entonces cabría preguntarse cuál debe ser la posición del espectador no prevenido, frente a una obra informalista. Pareciera se impusiera como condición necesaria renunciar a aceptar una pintura como cierta, siempre que ésta contenga elementos figurativos.
Así las pinturas al óleo, que incluyen materiales varios, de Alberto Greco muestran en sus chorreados y en la acumulación de material lo que se adivina como suerte de paisaje en una cavidad en riscos o peñas, a la que se aprecia inundada en tonalidades de claroscuro y negro total. En esta misma línea encontramos las obras de Olga López , donde aparecen lo que se nos ocurre como grutas o catedrales en penumbras.
Emilio Renart nos sorprende con sus proyecciones cósmicas interpretadas en técnicas mixtas con pinturas, telas, arena y barnices. En particular su “Bío Cosmos No. 1″ de 1962, donde una escultura representando un extraño ser cósmico en tela, hierro y acrílico se desprende del soporte pintado y avanza hacia nosotros.
Asimismo Luis Wells con sus óleos sobre chapadur y sus cuadros-esculturas concebidos como collages que incluyen latas de pintura, maderas, cartón y papel, que en particular en la obra “Hombre a la luna” (1962) se manifiesta por una sucesión de diagonales en relieve sobre fondo de diarios barnizados.
En Mario Pucciarelli observamos sus texturas de abultados empastes, conformando con sus técnicas mixtas sobre tela sugestivas composiciones de color, algunas presentadas como si se tratara de un tríptico. Asimismo las destacables obras de Kasuya Sakai que proporcionan una grata sensación en su contemplación con sus rojos, negros y blancos sabiamente dosificados.
Los elementos varios como arpillera, trapo rejilla, trapo de piso enduído, tela de algodón, alambre tejido, sobre soportes no solo en tela sino también en hardboard, son comunes en las obras del informalismo y en ellos se apoya Kenneth Kemble para realizar sus originales creaciones.
Los artistas representados son numerosos, algunos de los cuales participaron del movimiento ocasionalmente, pero todos ellos contribuyeron con su aporte a una época destacable de la pintura argentina.
Los invitamos entusiastamente a participar de la muestra por la selección calificada de las obras, por el esmerado montaje y asimismo porque les permitirá sacar sus propias conclusiones de los objetivos buscados por este movimiento innovador.
por los movimientos renovadores.

Notas relacionadas:

Informalismo argentino en Fondo Nacional de las Artes

Kazuya Sakai, retrospectiva en el Centro Cultural Recoleta

Publicado el 30-5-2003




Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios

Añadir más